Esta semana os voy a hablar de nanotecnología, una tecnología que está en auge y que se está empezando a emplear en el sector de la limpieza. Para la próxima semana tengo pensado hacer una entrada sobre las novedades que he visto en la Feria ISSA/INTERCLEAN de Ámsterdam, que tendrá lugar durante los día 6 y 9 de mayo.

La palabra nanotecnología es usada extensivamente para definir las ciencias y técnicas que se aplican a un nivel de nanoescala; esto es, unas medidas extremadamente pequeñas (“nanos”) que permiten trabajar y manipular las estructuras moleculares y sus átomos. En síntesis nos llevaría a la posibilidad de fabricar materiales y máquinas a partir del reordenamiento de átomos y moléculas.

El desarrollo de esta disciplina se produce a partir de las propuestas de Richard Feynman:

Nanotecnologia.Limpiology

Productos de limpieza tecnológicos e innovadores para cualquier superficie

Últimamente, la innovación y la tecnología se encuentran con grandes avances tecnológicos que utilizan los nanopolímeros, para recubrir los materiales, con el fin de proteger y/o limpiar superficies. Al mismo tiempo, conservan las características y propiedades de los materiales sobre los que se aplican ante cualquier cambio ocasionado por la suciedad, el tiempo, el clima, etc.

Nanotecnología-Flor-de-loto.Limpiology

Los nanopolímeros se aplican en una gran cantidad de industrias, como la alimentaria —en la que es imprescindible mantener una adecuada higiene—, la industria del aseo, la limpieza de  vidrios (automóviles, edificios, etc.) , la limpieza de superficies de concreto, cemento, granito aplicable a pisos techos, murallas… Y también son aplicables en acero inoxidable, al cual protegen contra la corrosión.

El mecanismo por el que los nanopolímeros confieren esta nanoprotección es el mismo que está implícito en el efecto loto, basado en la protección natural que posee la superficie de la flor de loto: así, repele cualquier tipo de sustancia que entre en contacto con ella, como el agua, los aceites, la miel, etc. Esto es posible gracias a superficies superhidrofóbicas que están estructuradas a escala nanotecnológica.

Las aplicaciones que tiene son:

  • Almacenamiento, producción y conversión de energía.
  • Armamento y sistemas de defensa.
  • Producción agrícola.
  • Tratamiento y remediación de aguas.
  • Diagnóstico y cribaje de enfermedades.
  • Sistemas de administración de fármacos.
  • Procesamiento de alimentos.
  • Remediación de la contaminación atmosférica.
  • Construcción.
  • Monitorización de la salud.
  • Detección y control de plagas.
  • Control de desnutrición en lugares pobres.
  • Informática.
  • Alimentos transgénicos.
  • Cambios térmicos moleculares (nanotermología).

Y ahora que ya nos hemos introducido juntos en la nanotecnología, los dos tenemos claro que las posibilidades que nos ofrece de cara al futuro, en materia de limpieza, son muy atractivas.