Hoy os quiero explicar las diferencias entre los suelos laminados de madera y la tarima flotante, así como cuál es el mantenimiento y la limpieza que requieren.

¿Qué es un  laminado?

El suelo laminado se compone de varias capas, normalmente de derivados de la madera, siendo la última capa un compuesto sintético de resinas de melamina a alta presión, que lleva impreso un dibujo imitando madera o incluso otros materiales.

 Suelo-laminado.Limpiology.es

¿Cuáles son sus características?

1. Resiste las tensiones de deformación gracias a su composición laminada.
2. Cuenta con un acabado sintético, más duro que la madera.
3. Resiste bien la abrasión, las manchas y las quemaduras de cigarrillo. 
4. Está recomendado para zonas de alto tránsito en el hogar o el local.
5. No es aconsejable en zonas húmedas o con desagües.
6. Altamente recomendable en casas con niños o mascotas.
7. Los laminados de mejor calidad son empleados también en bares y discotecas, por su ya comentada resistencia a la abrasión, las manchas y las quemaduras de cigarrillo.

Tarima-Limpiology.es colocación-Tarima.Limpiology.es

Tarima de madera

Rugosidad. La madera es lisa, como consecuencia de los procesos de lijado y pulido a los que es sometida durante la cadena de elaboración. Una vez colocadas las maderas, son lijadas y tratadas con distintos tipos de protectores.

Porosidad y permeabilidad. La madera tiene una naturaleza porosa, por lo que hay que tratarla para cerrar el poro. De este modo evitamos que la suciedad se adhiera y se acumule en su superficie. Por otro lado, posee una gran capacidad para absorber la humedad, hinchándose, creciendo y haciendo que se despegue si está encolada.

Contracción. Si el agua que está en su interior se evapora, la madera se contrae y disminuye de tamaño en sus tres dimensiones (alto, ancho y largo). Este efecto se produce cuando hay un índice de humedad del aire que está por debajo del 25 o el 30 %, es decir cuando el ambiente es muy seco.

Hinchazón. La madera absorbe la humedad que hay en el ambiente, aumentando de tamaño.

Color. Varía de unas especies de árboles a otras.

Veteado. Las vetas son las venas de la madera, los dibujos que hace. Son diferentes dependiendo de si la madera pertenece a la raíz o a diferentes zonas del tronco, y también depende de cómo se haya realizado el corte (en horizontal o vertical y, dentro de este, radial o tangencial).

Duración. Varía según dónde se encuentre la madera. La intemperie es su principal destructor.

Resistencia. Estos son sus matices principales:

  • Suelos blandos. Se rayan con facilidad.
  • Si el suelo permanece húmedo, puede ser atacado por hongos.
  • Los insectos atacan la madera.
  • Sons suelos sensibles al desgaste, la perforación, el agua y la humedad.
  • Son inflamables.
  • Son insensibles a los disolventes.
  • Se comportan como buenos aislantes térmicos.

¿Cuál es su mantenimiento y cómo debemos limpiarla?

Los tratamientos que se pueden realizar para rehabilitar una tarima son:

- Acuchillado de la madera para quitar los barnices y las marcas producidas por caídas o arrastre de objetos.

- Posteriormente, barnizado para proteger la madera y obtener un brillo adicional. En este último proceso se pueden dar distintas terminaciones:

  • Encerado licuado con cera virgen.
  • Aplicación de aceite de linaja para nutrir la madera y conferirle aspecto natural.
  • Goma laca: un producto natural que seca rápidamente y protege el suelo.

La limpieza de mantenimiento se debe realizar con una mopa de microfibra húmeda y, muy de vez en cuando, fregaremos con un mocho bien seco impregnado con detergente específico para madera.