Todos tenemos en nuestras casas multitud de detergentes y jabones para la lavadora (ropa blanca u oscura), para el lavavajillas, el desengrasante, el friegasuelos, el limpiacristales… Pero ¿alguna vez os habéis parado a pensar qué diferencia hay entre un detergente y un jabón, o qué componentes tiene un detergente? En la entrada de hoy os voy a explicar sus diferencias y cuáles son los componentes de un detergente.

Qué es un jabón

Un jabón es una sustancia que está formada por dos partes:

  • La llamada lipófila (o hidrófoba) se une a las gotas de grasa.
  • La denominada hidrófila se une al agua. De esta manera se consigue disolver la grasa en agua.

El jabón se ha utilizado durante 4500 años. Los comienzos de la fabricación de jabón tuvieron lugar en Venecia y Savona, en el siglo XV, y en Marsella en el XVII.

En el siglo XVIII, la fabricación se extendió por toda Europa y América del Norte. Y en el siglo XIX ya se había convertido en una industria importante.

Qué es un detergente

Los detergentes son una mezcla de muchas sustancias. El componente activo de un detergente es similar al de un jabón, su molécula tiene también una larga cadena lipófila y una terminación hidrófila. Suele ser un producto sintético normalmente derivado del petróleo.

Una de las razones por las que los detergentes han desplazado a los jabones es que se comportan mejor que estos en aguas duras.

En 1907 una compañía alemana fabricó el primer detergente al añadirle silicato sódico y carbonato sódico al jabón tradicional perborato sódico. El nombre elegido fue Persil (PERborato + SILicato).

Componentes de un detergente

1.- Agente tensoactivo o “surfactante”

Es el componente que realiza un papel similar al del jabón. Facilita la tarea del agua al conseguir que esta moje mejor los tejidos. Separa la suciedad de los tejidos e impide que esta se deposite de nuevo.

Hay varios tipos:

  • Aniónicos. Los más utilizados a nivel doméstico.
  • Catiónicos. Poseen propiedades desinfectantes, aunque no lavan tan bien.
  • No-iónicos. Habituales en vajillas, no forman mucha espuma.
  • Anfotéricos. Utilizados en champús y cremas para usar sobre la piel.

2.- Agentes coadyuvantes

Ayudan al agente tensoactivo en su labor

  • Polifosfatos. Ablandan el agua y permiten lavar en aguas duras.
  • Silicatos solubles. Ablandan el agua, dificultan la oxidación de sustancias como el acero inoxidable o el aluminio.
  • Carbonatos. Ablandan el agua.
  • Perboratos. Blanquea manchas obstinadas.

3.- Agentes auxiliares

  • Sulfato de sodio. Evita que el polvo se apelmace facilitando su manejo.
  • Sustancias fluorescentes. Absorben luz ultravioleta y emiten luz visible azul. Contrarrestan la tendencia natural de la ropa a ponerse amarilla.
  • Enzimas. Rompen las moléculas de proteína, eliminando manchas de restos orgánicos como leche, sangre, etc.
  • Carboximetilcelulosa. Es absorbida por los tejidos e impide, por repulsión eléctrica, que el polvo se adhiera a los mismos.

4.- Estabilizadores de espuma

5.-  Colorantes

6.- Perfumes

Un detergente medio puede estar compuesto, aproximadamente, por:

a) tensoactivo (~15%);
b) polifosfato + silicato (~30%);
c) perborato sódico (~20%);
d) fluorescente (~0.1%);
e) sulfato sódico (~20%);
f) enzimas (~0,5%);
g) agua (~15%).

Ahora, ya conocemos mejor el interesante mundo del jabón y el detergente.